Un poco sobre la magia de “De Efteling”, el parque de diversiones más grande de Holanda.

Un parque lleno de magia donde la fantasía se hace realidad y que vale la pena visitar en el periodo vacacional en Holanda.

Con más de 35 atracciones y 56 años de existencia, De Efteling es el parque de diversiones más famoso en Holanda. Atracciones mágicas que divierten a chicos y grandes que no dejan de sonreír y disfrutar una vez que entran a este maravilloso parque. Localizado en el sur de Holanda, De Efteling fue originalmente diseñado por Anton Pieck en 1953 y desde su apertura, millones de holandeses y turistas han disfrutado de su encanto. Las diversas atracciones cerradas y al aire libre hacen de este parque un lugar apto para ir con familia, amigos y organizar visitas en grupo. Eso sí, es recomendable llegar temprano para poder recorrer todo el parque. De no tener suficiente tiempo para hacerlo, es posible hospedarse en el hotel de De Efteling ubicado a la entrada del parque y que resulta una buena alternativa para los que deseen visitarlo sin prisa. El parque ofrece todas las facilidades para disfrutar de un día lleno de diversión. Hay varias áreas de comida y descanso además de un teatro, un museo, tiendas y muchas sorpresas.

De Efteling en la historia

 La historia del parque data desde 1933 cuando dos padres católicos de la región tuvieron la idea de abrir un parque deportivo al sur de Kaatsheuvel. El 19 de mayo de 1935 se abrió el parque que constaba de una cancha de futbol, dos campos de entrenamiento y un espacio amplio para jugar deportes. Un año después se abrió un área de juegos con apenas una resbaladilla, una rotonda, un teleférico y un área para montar ponis. En 1937 se diseñó el mapa del “Sportspark” que abarcaría 12 hectáreas y para 1949, gracias a la exhibición “De Schoen´49” se compraría un gran terreno para el parque que en 1950 sería oficialmente la Fundación del Parque Natural Efteling. El objetivo de la fundación era “proveer el bienestar y desarrollo físico y esparcimiento de los residentes de la municipalidad de Lon op Zand y promover el turismo hacia la región bajo el espíritu del catolicismo” (la región sur de Holanda, donde se encuentra De Efteling es principalmente católica). En el año de la apertura se comenzaron a crear los primeros jardines y lagos artificiales que hoy le dan al parque un aire inspirador. Desde ese año, se han inaugurado atracciones novedosas y divertidas.

 Los reinos de De Efteling

Actualmente, De Efteling consta de 65 hectáreas de naturaleza que incluyen lagos, jardines, el área de juegos, canchas de tenis y futbol y 10 cuentos de hadas. El parque se encuentra dividido en cuatro áreas: El Bosque de la Fantasía, el Reino de la Aventura, el Reino Alternativo y el Reino de los Viajes. El Bosque de la Fantasía fue el primer reino en abrirse, en 1951 y, definitivamente, el tiempo se detiene en este lugar. Cuentos que han sido leídos por adultos y niños en la actualidad y que siguen vigentes se hacen realidad: El castillo de la Bella Durmiente, Blanca Nieves y los Siete Enanos, El Príncipe Rana, El Reloj Mágico, El ruiseñor de China, La Cotorra Parlanchina, Cuello Largo, La Casa de los Gnomos, La Caperucita Roja, Hansel y Gretel, Rapunzel, El faquir, y muchos más. Anton Pieck dibujó los diseños y Pieter Reijndiers fue el técnico que los trajo al mundo real. Luego del Bosque de la Fantasía se abrieron las tres otras áreas que conforman el parque: el Reino de la Aventura, el Reino Alternativo y el Reino de los Viajes. Como su nombre lo indica, el Reino de la Aventura es ideal para aquellos que buscan sentir grandes dosis de adrenalina; pues bien, en el Pitón, el Volador Holandés y el Barco Pirata de la Media Luna la encontrarán. En el Reino Alternativo se puede disfrutar de atracciones que nos llevan a lugares como el Medio Oriente en Fata Morgana, donde el mundo de las Mil y una Noches se abrirá ante nosotros. Y después del Medio Oriente, nos podemos transportar al Perú,  y montarnos en la Piraña, inspirada en la arquitectura inca y de cuyos rápidos la gente puede salir un poco mojada o inclusive empapada. También se encuentra el Trineo de Bob, que sin nieve y a una velocidad de sesenta kilómetros por hora, nos arranca gritos y pone los pelos de punta. Y, finalmente, en el Reino de los Viajes encontramos la Pagoda, un templo tailandés que comienza a elevarse gradualmente hasta llegar muy alto y regalarnos una maravillosa vista panorámica del parque,  sin dejar de girar hasta bajar lentamente y dejarnos en piso firme nuevamente. Una celebración mundial llena de colores y música se encuentra en el Carnival Festival donde los muñequitos que viven en este lugar visten trajes típicos de diversas naciones mientras nosotros damos una vuelta por el mundo acompañados de música alegre.

Podría seguir contándoles más de este maravilloso parque, pero mejor vayan a visitarlo y abran bien los ojos: ¡puede ser que no sea fantasía, sino realidad lo que allí verán!

Para mayor información sobre el parque, visiten la página de internet: www.efteling.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s