Panetón y Speculaas.

Por Joëtta Zoetelief

Corremos al balcón. Las mochilas en las espaldas. Son las 24.00 por la noche y estamos en el departamento de mi amiga en La Paz. Desde el balcón tenemos una vista sobre gran parte de la ciudad. Fuegos artificiales con todos los colores del arcoiris decoran la vista y en los departamentos se ven familias brindando para el año nuevo. ¡Bienvenido 2012!

Diciembre es el mes de la familia, amistad, fe, compartir, fiesta, comida y regalos y este año lo celebro en Bolivia donde he estado viviendo por 5 meses. Al principio del mes los árboles navideños comienzan a enriquecer el paisaje, las ferias de Navidad cuentan con la presencia de muchos visitantes y en cada esquina se puede comprar panetones. En los supermercados los vendedores tienen puesto sus gorros navideños y varios lugares los niños pueden sacar una foto con papa Noel. Organizaciones establecen actividades y regalos para los niños que lo necesitan para que también puedan tener una Navidad bonita.

Con mis amigos holandeses celebramos San Nicolás el 5 de diciembre con speculaas y pepernoten hechos en Bolivia y con chocoladeletters y un poema que amigos han mandado desde Holanda. Sin embargo, en La Paz, la Navidad está en plena marcha. La música navideña se escucha en todos lados y los niños están emocionados por la noche en que reciben sus regalos de papa Noel.

Con la cena de Navidad este año no hacemos ‘gourmet’, como hacemos cada año con mi familia en Holanda, pero con mi familia en Bolivia cenamos con la Picana a medianoche. Un plato tradicional boliviano que suele incluir diferentes tipos de carne, choclo, pasas y papa.  He introducido la picana vegetariana e incluso es rica. Una Navidad como nunca, muy bonita; me sentía como en casa con mis amigos en Bolivia.

Después de haber salido con las mochilas al balcón, para poder viajar todo el año, entramos el departamento. Es hora de contar el dinerito, para que podamos vivir el año bien. La hijita de mi amiga ya ha encontrado el dinero falso y da un monto a todos (justo me habían robado mi cartera el día anterior entonces eso me parecía buena idea). Luego, comemos doce uvas, una por cada mes del nuevo año y por cada mes pedimos un deseo. Finalmente, brindamos. Brindamos por un 2012 con amor, felicidad y salud.

Un bonito fin de un año en el que he conocido un país bello, he aprendido mucho y he conocido a personas con tanto cariño y apertura. Personas que me han inspirado, cuidado, ayudado y con quienes he compartido momentos muy bonitos. Me siento muy agradecida y bendecida por la alegría, la confianza, la energía y el amor.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s