¿Death Light District?

Holanda es el único país del mundo donde la prostitución es legal. Su reputación de país tolerante y abierto es conocida en el mundo. Símbolo de ellas es el barrio rojo en Amsterdam.  Un lugar único en el mundo que desde hace un par de años ocupa un importante lugar  en  la agenda política de Holanda ya que el gobierno ha decidido reestructurarlo. Rumores alrededor de este tema hay muchos. Algunos aclaman que el crimen impera en el distrito, que muchas chicas trabajan en contra de su voluntad y que el lavado de dinero y las actividades criminales  son el pan de cada día. 

 El documental ‘Red Light Blues’ (2008) recoge testimonios de  prostitutas, locales, activistas, artistas y  gobernantes sobre estos rumores y la reestructuración del distrito.

 

¿Un barrio peligroso?

 Según el alcalde interino de Amsterdam, Lodewijk Ascher,   la delincuencia en este distrito ha aumentado; hay muchas  chicas principalmente de Europa del Este que trabajan en contra de su voluntad, además de lavado de dinero y actividades criminales de las que no se tiene control. Por eso se ha decidido reducir el número de ventanas para las prostitutas.

Ante esto, un local se pregunta: ¿Por qué el gobierno no actúa, no arresta a los culpables? ¿Por qué no investigan? Ascher afirma que  han  decidido disminuir el número de ventanas porque el gobierno no  tiene control sobre quien trabaja allí de manera ilegal. Para ser más efectivos al combatir el crimen,  se necesita  disminuir el número de ventanas.  Sin embargo, una prostituta entrevistada en el documental afirma que el gobierno nunca habla con ellas ni les pregunta cómo se sienten. ¿Entonces como aseguran que el gobierno las cuida si no están en comunicación con ellas?

 Un barrio muy polémico

 Para unos, el barrio rojo es un espejo de la sociedad: todos se divierten, todos tienen sexo, todos beben. El sexo es algo natural y en el barrio rojo todo pasa. Estos son los que lamentan la reestructuración del barrio pues al disminuir el número de ventanas, se han visto afectados dueños de locales alrededor, además de las chicas.

Para otros, el distrito rojo representa  un peligro; la prostitución, la drogadicción y criminalidad van de la mano.  Estos son los que se alegran de que haya menos ventanas y están por la construcción de casinos o restaurantes más lujosos.

 Menos ventanas

 Uno de los argumentos de la municipalidad de Amsterdam para reestructurar el distrito rojo es que muchas chicas trabajan en contra de su voluntad. Sin embargo, activistas a favor de que el distrito no sea reestructurado abogan que las chicas que están trabajando forzadas, no lo están haciendo detrás de una ventana, lo están haciendo en algún burdel escondido donde nadie puede verlas.

 En las ventanas donde muchas chicas trabajaban,  ahora se encuentra exhibido el trabajo de diseñadores y artistas.

 Sea como sea, el barrio rojo de Amsterdam es un lugar único en el mundo y el más polémico de Amsterdam. Tiene mucho que ofrecer; desde los coffeshops, a teatros del sexo y smart shops.

 Tip: ¿Te sientes intrigado por el Barrio Rojo de noche, pero no te sientes lo suficientemente seguro para explorarlo solo?

 La compañía www.neweuropetours.eu ofrece un tour de dos horas llamado “ El Barrio Rojo al descubierto” en el que los guías muestran el Barrio de forma segura y entretenida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s