Los que ocuparon Amsterdam.

La gente comenzó a llegar a las doce. Poco a poco se fue llenando la plaza afuera de la bolsa de valores en Amsterdam. En la calle Damrak, una de las más comerciales donde se ubican tiendas como C&A y de Bijenkorf, se comenzaron a dar cita personas de todas las edades, ideologías y nacionalidades para manifestarse por un cambio en el sistema económico y político del orden mundial actual.  

Un sábado  de octubre, otro día normal en el que la gente iba y venía, así como los turistas. Sin embargo, hoy fue un sábado diferente en Amsterdam: la gente salió a protestar y manifestarse contra el sistema financiero y político actual.

Muchos turistas no sabían qué pasaba y curiosos se acercaban para tomar fotografías de los carteles, asistentes y activistas. Holandeses y ciudadanos de otras nacionalidades tomaron el micrófono para expresar sus ideas. ‘Estamos aquí para manifestarnos en contra del capitalismo, un sistema donde la gente no importa. Vivimos en un mundo de etiquetas, de marcas. En un mundo donde competimos, donde no convivimos‘, afirmó uno de los oradores. Continuó diciendo que los problemas del mundo actual tenían que ver con una simple cuestión existencial ¿cuál es el sentido de la vida?

Camila, de Chile, también utilizó para el micrófono para decir que la educación en su país y en Latinoamérica está en riesgo. Exhortó a los asistentes a que corrieran la voz de que en Chile los estudiantes estaban peleando por su educación y la policía solo pateando y golpeando.

Diversas leyendas  y mantas en diferentes idiomas como: Why do markets rule if we never voted for them?,  Let’s care! , Care and share,  Hay que salvar la educación, no a los banqueros llenaron la plaza mientras mas personas llegaban.

Afuera de de Bijenkorf, la tienda departamental  más grande de Amsterdam, la gente real protestaba y adentro, la gente perfecta, la de los anuncios, invitaba a consumir más y más para tener la piel perfecta, el rostro liso y el cuerpo ideal.

Solo para confirmar si como él señor había dicho, existe una crisis de identidad, entré a la tienda Bijenkorf y lo comprobé: ¿cómo no tener una crisis de identidad cuando hay una cantidad innumerable de marcas ofreciendo la perfección y la “identidad”? Si llevo la marca “X” soy así. Si llevo la marca “Y” soy de la otra forma.  En el mundo actual se nos invita a cazar una identidad y al parecer, muchas veces,  las marcas son las que nos ayudan a encontrarla.

En el interior de la tienda Bijenkorf  parecía ser un día común y corriente: la gente compraba, escogía, probaba las marcas. De alguna forma, construía su identidad.

Pero afuera de la tienda y en muchos lugares del mundo, estaba pasando algo muy diferente.  Los que ocuparon Amsterdam estaban pensando en otras cosas más importantes que qué perfume comprar….


Fuente: www.maggenamsterdam.wordpress.com
Anuncios

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s