Papa a la Huancaína

Cuenta la historia que a fines del siglo XIX, para la construcción del Ferrocarril del Centro, que uniría Lima con La Oroya, fueron convocados para tan grande y osada obra, hombres muy fuertes y aguerridos de la zona centro del Perú, especialmente de un pueblo llamado Huancayo, de donde llegaron también sus mujeres hasta Lima, para brindar los alimentos a estos obreros.

Entre sus comidas empezó a destacar un plato servido con rodajas de papas hervidas, cubiertas con una crema hecha a base de queso, leche y ajíes molidos, y como sus cocineras eran provenientes de Huancayo, luego en Lima este plato se hizo muy famoso con el nombre de “Papa a la Huancaína”, siendo hoy uno de los platos de entrada más representativos de la comida peruana.

INGREDIENTES:

Para la salsa necesitamos:

Ají amarillo en pasta o entero

Medio litro de leche

150 grs. De queso fresco, blanco o feta.

1 taza de galletas de soda o mini crackers “Lu” trituradas

Sal al gusto

Opcional “Palillo”

Y para servir en el plato y decorar:

1 Kg de Papas enteras sin pelar

1 huevo cocido

Hojas de Lechuga

Aceitunas negras.

 PREPARACION:

Cocinar las papas sin pelar en agua hervida con sal, para que no se deshagan, verificar la cocción luego de media hora, con un tenedor. Luego pelarlas y cortarlas en 4 rodajas cada una. Dejar enfriar.

En un vaso de licuadora, batidora o mixer, colocar el ají amarillo, el queso, las galletas trituradas y agregar leche poco a poco  para lograr una salsa espesa pero que logre movimiento en el vaso de la licuadora.

No hemos mencionado una cantidad exacta de ají amarillo y la galleta se puede ir echando poco a poco. Esto se debe a que tan picante y espesa desee uno la salsa. Convendría entonces comenzar la mezcla con una cuchara colmada de ají en pasta o un tercio de taza de pulpa de ajíes amarillos sin pepas ni venas. Dependiendo quien lo vaya a comer, puede así uno graduar el nivel de picor de esta salsa.

El ingrediente último en el batido es la sal, porque dependerá de cuanta sal aporte el queso que se haya comprado. Y si la salsa va quedando muy o poco picante, o muy o poco espesa, puede uno añadir mas ajíes y/o galletas respectivamente.

CONSEJOS  Y TRUCOS:

El ají amarillo se convierte en un ingrediente insustituible, irremplazable, porque de él depende el conseguir el autentico sabor peruano. Felizmente contamos con la ayuda de nuestro proveedor “Pedrito” a quien podemos ubicar en su página web www.sabordelperu.nl

 EL SECRETITO:

Este plato entra mucho por los ojos. Si tu salsa no consigue un color amarillo intenso, porque no has utilizado mucho ají, no lo quieres muy picante, o el que usaste no aporto mucho color. Colorea la salsa con un poco de “palillo”, que es un condimento que aportara un color intenso y no variara el sabor en sí (si no tienes este condimento en polvo, pídeselo al buen Pedro).

F y F CATERING

Teléfono: 064 50 76 442

E-mail: fyfcatering@hotmail.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s