Talentos

Bicis, molinos y tulipanes muy originales.

Arjen Dijskma y su Holland Art Shop

 Cuando caminamos en cualquier ciudad, a menudo nos encontramos ausentes  en nuestros pensamientos y nos olvidamos de los lugares que nos rodean y aunque vemos lo que ocurre , en realidad no observamos.

Caminar por la ciudad, si se hace con calma, puede resultar una excelente terapia y podemos dar con lugares y personas interesantes.

En uno de mis paseos por Amsterdam, y después de visitar la casa de Ana Frank en Jordaan, encontré junto a la Westerkerk un  pequeño local que llamó mi atención. Era temprano, y el joven que estaba aún abriendo me dijo con tono amable “ya estamos abiertos, sólo para ti”. Así que sin pensarlo entré y me encontré con varias bicicletas, tulipanes y retratos típicos de Holanda pero muy originales y con un estilo muy diferente al que suelo encontrar. Me quedé observando los diferentes cuadros y comencé a platicar con Arjen Dijksma, el artista que se encarga de plasmar su propia interpretación de Amsterdam.

Desde que era pequeño, Arjen mostró interés por la pintura y estudió Historia del Arte en la Haya. Al finalizar sus estudios, trabajó para varios museos como el museo Teylers en Haarlem y en una galería en Londres como crítico de arte. Aunque le parecía interesante escribir sobre arte y disfrutó estas experiencias, para él no era suficiente pues quería desarrollar sus propias creaciones.

Su técnica es el grabado,  que consiste en transferir una imagen dibujada en una superficie rígida de metal para rellenar de tinta en las incisiones del grabado, que a presión se transfieren al papel. El resultado: una creación única que Arjen descubre y pone en exhibición en su tienda.

Aunque la técnica del grabado es muy famosa, Arjen me platicó un poco sobre las doctrinas. En Holanda, la doctrina del grabado suele ser muy “Black & White”  o conservadora; no juegan mucho con los colores, a diferencia de escuelas españolas, como en Granada donde juegan más con las tonalidades. De la escuela española en Granada, donde Arjen realizó estudios sobre grabado, aprendió precisamente a utilizar más los colores y jugar con ellos. De manera que, sus creaciones son interpretaciones de Amsterdam, pero con más color. Y, aunque también le gusta el estilo rústico, el combinar los colores le resulta más atractivo. Como sea, cada pieza en la tienda de Arjen es un pedazo de Amsterdam, una ciudad que tiene una atmósfera especial que le encanta admirar  y que nunca le aburre. Especialmente la arquitectura tan versátil de las casas, que observa siempre que va en su bicicleta.

Antes de abrir su tienda junto a Westerkerk, Arjen vendía sus creaciones en Leidseplein o en algunos mercados. Después de un año,  las cosas están marchando muy bien para él y, aunque todavía no es millonario, está obteniendo muy buenos resultados.

Los precios de sus creaciones son bastante accesibles y son una muy buena opción para regalar.

Para ver las creaciones de Arjen, visiten su sitio de internet: www.HollandArtshop.nl

 

Comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: