Aprendiendo un poco de Amsterdam.

Tenemos que perdonar a los holandeses. En este momento no están de muy buen humor. Muchos están preocupados por el futuro y piensan que no será mejor que el presente. Algunos tienen problemas financieros. Otros se encuentran preocupados por la asimilación de los migrantes.

 Pero los holandeses siempre han sido buenos para quejarse. Aún gozando de un estado material y emocional estable, muchos tienen la habilidad de encontrar la nube gris en un cielo claro.

Incluso el clima, una razón legitima para quejarse en Holanda, produce reacciones extrañas. Después de un largo periodo de frío y lluvia, se necesitan solo tres días de sol y calor para que a la gente se le olvide.  De inmediato las terrazas y parques de las ciudades se llenan  de gente que disfruta del sol, que se abanican y exclaman: “Warm heh?” (¿qué calor, no?).

La verdad es que las cosas aquí están muy bien. Si bien es cierto que hay menos dinero circulando, la situación es mejor que en España o Estados Unidos. Los que se quejan de los migrantes son los que a menudo ni siquiera viven cerca de ellos.  En cuanto a la política, hay menos ruido que en Estados Unidos o Inglaterra. Tal vez necesitas ser extranjero para apreciarlo, pero la calidad de vida aquí es excelente.

Las calles son muy seguras. La cultura del ciclismo es muy sana. Puedes sentarte en un café por horas con un libro sin que nadie te moleste. Los espacios públicos están muy bien cuidados.

El transporte público te lleva a todas partes. La cantidad de museos  y la oferta cultural  es increíble. El centro histórico de la ciudad es patrimonio cultural de la humanidad. ¿Qué otra ciudad puede decir esto?

Además, Amsterdam es una ciudad muy moderna. Tiene conexiones de internet de gran velocidad. Los cines exhiben las películas en sus idiomas originales. Siempre hay un festival, exposición, concierto o show en  la ciudad. A la gente creativa le encanta Amsterdam para exhibir su arte.

Amsterdam es también emocionante. Continuamente se abren restaurantes nuevos. Los bares y discotecas no dejan de innovar.  La prostitución está permitida en lugar de llevarse a cabo en la sombra. La expansión mental también es permitida en diferentes formas.

Lo mejor de todo es que Amsterdam es gezellig (heh-ZEL-ick) una palabra que forma parte de la psique holandesa. Un ambiente gezellig invita a todos a divertirse y a encontrarse. Una cena de dos horas con los amigos es muy gezellig. Comerte una “big mac” en tu coche no lo es.  Aunque a todos los holandeses les encanta  un ambiente “ gezellig”, suelen tener prisa y llevar su propio ritmo. Así que no te preocupes si te ignoran en una tienda o restaurante. Mejor piensa en lo “gezellig” que debe ser trabajar allí.

Encuentra a otro cliente  buscando a alguien que lo atienda y que haga contacto contigo para expresar  la lentitud del servicio. Quejarse puede ser muy “gezellig”… así demostrarás que has aprendido sobre Amsterdam.

 

Artículo traducido de www.boomchicago.nl

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

%d personas les gusta esto: